Síndrome de Asperger
Una enfermedad común recientemente reconocida

 
A pesar de que la padece mucha gente, la enfermedad de Asperger es nueva para muchos profesionales, que muchas veces se relaciona con el autismo y que está emparentada con el Déficit de Atención, pero sus características y tratamiento son diferentes.

"El Síndrome de Asperger es una enfermedad emparentada con el Déficit de Atención que sufren más personas de las que tenemos conocimiento, y en la actualidad se detecta en los niños, pero hay muchos adultos que la padecen y nunca fueron tratados correctamente", declaró el Licenciado Rubén Barmat, Coordinador de la Comisión Promotora de la Asociación Asperger Argentina.

El Asperger, un trastorno del desarrollo cerebral que padecen de 3 a 7 de cada 1000 niños de 7 a 16 años, fue recientemente reconocido por la comunidad científica y es desconocido por la comunidad y muchos profesionales, que suelen confundirlo con el autismo. La persona que lo padece tiene un aspecto normal, suele ser inteligente y adquiere lenguaje con normalidad, pero presenta problemas para comunicarse con los demás.

Según explicó el Lic. Barmat, el paciente Asperger "no disfruta del contacto social, se relaciona mejor con los adultos que con los de su edad (en niños), le cuesta salir de su casa, no quiere realizar actividades en equipo, cuando disfruta suele mostrar excitación psicomotriz, le cuesta entender los sentimientos de otras personas, pero es muy ingenuo y no tiene malicia, aunque a veces su conducta es inapropiada, porque puede parecer desafiante".

Como característica fundamental el Asperger habla mucho, por lo que marca la diferencia fundamental con el autista. "El autista vive en su mundo, y el Asperger vive en el nuestro, pero con sus reglas", sentencia Barmat. Pero a pesar de hablar mucho, en un tono alto y peculiar, se interesa poco por lo que dicen los otros y le cuesta entender una conversación larga.

En cuanto a las habilidades de comprensión, estas personas tienen una memoria excepcional para recordar datos y le gustan las materias lógicas, como las matemáticas y las ciencias y por lo general aprendieron solos, sin ayuda y a temprana edad.

Al mismo tiempo, no le agrada la rutina, no tolera los cambios imprevistos y tiene rituales elaborados que deben ser cumplidos. Se encuentra fascinado por algún tema en particular, por lo general las estadísticas, y ocupa la mayor parte de su tiempo libre en hablar o escribir sobre ese tema. Suele ser repetitivo con ciertas acciones o pensamientos, ya que eso le proporciona seguridad.

"El Síndrome de Asperger se manifiesta en la escuela, en la infancia, y se profundiza en la adolescencia, donde se convierte en un gran obstáculo para su desarrollo, porque esta es la etapa de la sociabilidad con pares y esa es la parte que en el Asperger constituye una complicación. Pero con un tratamiento adecuado, con psicólogos o psiquiatras infantiles, se puede realizar un tratamiento adecuado que lo ayude", concluye el Lic. Rubén Barmat.

Contenidos provistos por Bibliomed - Buenos Aires, 31 de octubre de 2003 

 



Torna a Argomento